lunes, 30 de diciembre de 2013

Buenos deseos (o el fín de año en casa del Notario)

Lo mejor del primer día habil de todos los años, ese momento que espero con pasión. Cada año nuevo, un nuevo sello, uno más que ubicar en mi despacho.

miércoles, 18 de diciembre de 2013

ficción

Termínate Acaba ya de una vez, pensaba mientras superaba el sopor, esa terrible pereza Escribe uno de esos cuentos ya, plágiate- maldita ficción.

domingo, 8 de diciembre de 2013

Microvecino (Barcelona by day)

Cuando el vecino despertó, su calle no existía. Todos se habían mudado. Avenidas sin nombre convivían con un ruido desconcertante. Un autobús vacío pasó por delante suyo. Los bares de café barato cerraban, mientras gentes extrañas en pantalón corto paseaban por allí en pleno invierno. "Este sol me va a matar- se decía su poco curtida piel de turista aventajado- dame un respiro, por Dios, dueño mío, anglosajón incansable". El vecino no entendía casi nada. Ya no estaba allí.

domingo, 1 de diciembre de 2013

Licencia poética I

Hasta que nos llore la espalda hasta que griten toboganes de viento hasta que deje de haber mediodías y las alfombras bostecen mientras el verde derrita el agua no tienes que dejar de huir no hace falta salir corriendo.

domingo, 24 de noviembre de 2013

El cuarto hombre, en el cuarto día.

Al tercer día… aquello no pareció funcionar. Discusiones, asambleas. El consenso agotador. Habría que nombrar a un duende jefe de ficciones, a un coordinador experimentado. O darle una vuelta más uf Por esta vez, permítase la licencia, el cuento, al cuarto día, descansó.

martes, 19 de noviembre de 2013

REVOLUTION

Aquel lunes estaba especialmente agotada. ¡Maldita manía mía ésta de pensar en el mañana! La hormiga Miró al horizonte de aquel bello otoño. " Me voy a dedicar al dolce far niente", gritó a sus desconcertadas compañeras de fila.

martes, 12 de noviembre de 2013

JUEGO DEL AMOR CIEGO

Este juego nos lleva a hacer el amor sin tocarnos. El único contacto posible será a través de una taza de te caliente y grande, que los participantes podrán asir por diversos extremos sin llegar nunca a tocarse. Obviamente, si uno de ellos mira un instante la taza, pierde. El juego podría no terminar nunca, muy a pesar de las estadísticas. Si acaba, pierde quien más ha amado. PD: En cualquier caso, la taza debe de calentarse cada cuarenta y tres minutos aproximadamente.

lunes, 4 de noviembre de 2013

Apocalipsis Colgate

De nuevo. El cambio climático, calentamiento global, efecto invernadero, las neveras. Hace calor en Berlín. Dios…deforestación. El fin. Se inunda el mundo. Te has dejado, de nuevo, la pasta de dientes abierta, además sin apretar.

jueves, 24 de octubre de 2013

Cuento de miedo

Cada mañana, los libros le leían. A veces no le entendían, otras había una frase que les devolvía la fe en la belleza.

martes, 15 de octubre de 2013

Marcel

Pasea por cualquier ciudad, por cualquier población con más de cien mil habitantes. En la intimidad, confiesa que no busca el tiempo perdido, sintiéndolo mucho, sino instantes.

lunes, 7 de octubre de 2013

jueves, 3 de octubre de 2013

Alcalá et

Entré por la puerta principal de la fachada occidental de la catedral de Alcalá. Había sido una jornada interesante para un estudioso del género de la novela. Pero estaba agotado, había andado tanto que mi mayor alegría fue dar pronto con el austero claustro adosado a ella. Me senté unos instantes, y debí dormirme profundamente. Sólo recuerdo que desperté en una habitación del segundo piso del Hotel Cervantes de Montevideo. Debía de seguir con la lectura.

miércoles, 25 de septiembre de 2013

Escritor (Versión siglo XX)

El escritor desaparece poco a poco. Se introduce lentamente (ya sin vanidad) en la página en blanco. Y ahí muere, y nunca más se supo.

domingo, 15 de septiembre de 2013

Camino

Marcel pasea por cualquier ciudad. Confiesa que no busca el tiempo perdido, sintiéndolo mucho, sino instantes.

jueves, 12 de septiembre de 2013

Número π

Andaba preocupado. Para separar la parte entera de la decimal debe usarse la coma. No obstante, se admite el uso anglosajón del punto. En cualquier caso, sus cuitas eran bien distintas. Harto de ser irracional, de provocar pasiones desatadas entre científicos, de ser eficiente, de aquella angustia provocada por la recién descubierta mirada a otras culturas, de la base numérica sexagesimal, de primos, de la sombra del pobre de Euclides, de valores por defecto, de excesos al fin. Agotado, ya sin fuerzas, PI saltó.

domingo, 1 de septiembre de 2013

Trabajar

El suyo no era un oficio fácil. Tenía muy poco contacto con otros seres humanos. Su horario laboral era amplio, aunque solía empezar por las tardes. Su clientela agradecía el descanso.Recibía numerosas llamadas telefónicas. Disponía de un contestador automático, y a eso de las diez y media de la noche iniciaba su actividad. Ofrecía sus servicios al soñador, a cualquier tipo de ciudadano. Trabajaba fundamentalmente con pesadillas. En concreto con las recurrentes. Las soñaba a cambio de un módico precio.