miércoles, 30 de julio de 2014

Via ergo sum

Caminamos durante horas.
Cada instante puso de su parte.
El sol nos calentaba la piel.
Camino a ninguna parte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada