martes, 10 de junio de 2014

Cuento estival o la realidad del sueño.

Calor transforma lo que imaginaste. Se convierte en una verdad soñada, que se pone por delante de la otra-la de siempre- por un rato de calor. En la madrugada del verano mentiroso.